31/12/15

Se Acaba el Año

Pues sí. Hoy es último día del año, 31 de diciembre. Un año que se acaba lleno de sentimientos encontrados.




Una patatita con 13 meses y un día, bebé peculiar donde los haya. Se niega a caminar  ni gatear como está socialmente establecido y sigue a su rollo arrastrando el culo y desplazándose a saltos con sus nalgas por doquier. Algo diré a su favor, tendrá glúteos de acero.

La patatita, a la que me he dedicado este año en exclusiva, sigue siendo una dulce puñetera, la miro amorosamente y le digo.... "MA-MA" y ella me mira y responde... "PA-PA" y así seguimos después de 13 meses en que la jodía sólo se acuerda de su "MA-MA" cuando llora o se quiere quejar, pero diréis, y ¿qué mas quieres?, pues sí,  quiero más, porque se acuerda de mí hasta que su mirada capta en su radar a su padre, momento en que dejo de existir....
Si ya decían que las niñas eran de sus padres, pero.... ¿tanto?.... 
[Inciso, basta con que haya escrito este párrafo para que la patatita venga hacia mí en su tacatá diciendo.... MA-MA-MA-MA.... ¡Me la como!.]


Y ¿qué más he hecho en el año?. Pues muchos propósitos de dieta, aunque no he bajado ningún gramo (prometo ponerme seriamente a partir  del 6 de enero),  y jugar mucho y pasear más. Descubrir blogs maravillosos, como Planeta Mamy, mantener mi armario al día gracias a Siempre Unos Zapatos negros y querer cada día más a gente estupenda. Considero que tengo pocas amigas pero que son una parte muy importante de mi vida, y sin ellas... No podría ser yo, Rosa, Julia, Sandra, Pili, Mina... Y Mi santo marido, el SANTO, que me aguanta cada día. Una Sociedad Gastronómica que hace que cada día me aprieten más los pantalones (Fran, Dany, Iria, Sandra, Alex...). En el mundo blogger he conocido tras un blog a una persona preciosa, Elisa, y a una supermamá, Violeta Martínez, alias, Violeta Calamidades (espero leerte pronto eh?). Este año también ha nacido mi ahijada, cosa linda que siempre sonríe, y, sobretodo, come, jajaja. También este año estoy empezando a entender más a mi madre, aunque a veces aún nos tiremos casi de los pelos, jejeje. Y, por último, este año he comenzado a escribir este blog, que espero mantener, aunque no aspiro a grandes metas. Gracias Raquel Sainza por "acondicionarlo" y a tu supernovio por este "diseño exclusivo".

Tengo el propósito en 2016 de conseguir que la patatita camine, aunque a mí ya me tiene pillado el truco y ante el primer puchero me derrito, su superabuela trabaja duramente para que ejercite sus piernochas lozanas, ella sí es implacable (mientras no vea una lagrimilla asomándose en sus ojos)....
Mi siguiente propósito es comenzar a buscar trabajo, porque creo que lo empiezo a necesitar, aunque no sé cómo haré para despegarme de mi primogénita.

Total, que así andamos, hoy cena en mi casa, porque claro, la patatita a las 21:30 está dormida ya y no quiero trastornarla andando de una casa para otra. Y la cena.... pues aún decidiendo qué vamos a hacer. Si aún hay día por delante, para qué estresarse....

Deseo que todos vosotros entréis en 2016 con buen pie, y, sobretodo, que seáis muy muy felices.

¡FELIZ AÑO NUEVO!



9/12/15

Vecinos incívicos

Cuando vives en un piso, asumes que tienes una comunidad de vecinos, la mayoría estupendos y algunos... deplorables.

Tus vecinos estarán en tu vida diaria más que tus propios padres. Vivirán cómo crecen tus hijos, cuándo se ponen malos, cuándo te vas de vacaciones.... Todo.

De mis vecinos, puedo decir que a nivel general son estupendos, muy preocupados y super buenos.

Para que os hagáis una idea, mi vecina de la puerta de enfrente, en cuanto me vio la barriga algo avanzada, me dio películas de dvd's de sus hijos, juguetes, me ha prestado una cuna....

El día que llegué con la patatita, me tocó hacer la presentación oficial por el edificio. Qué decir, me encantó.

Peeeeeero, también pasa, que en todas partes hay una oveja negra, y esa me tocó en la pared pegada a mi piso.

Psicosis
Mis vecinos de pared.... se acuerdan de usar la batidora, poner cuadros, tirar paredes (igual no las tiran, pero hacen el mismo ruido), poner lavadoras.... todo a partir de las once de la noche.

Y te entran instintos asesinos el día que la lavadora de los vecinos te despierta centrifugando a la una
y media de la madrugada.
¿Y qué hacer?. 

Sutilmente en un par de reuniones dejé caer que algún vecino ponía lavadoras, pero no se dieron por aludidos. Y claro, a las malas, creo que saldré perdiendo yo, así que no me atrevo a ir a su puerta a decírselo. Os hablo de una mujer con dos hijos, que según te ve en el garaje, sale corriendo a su coche (sin saludarte) para no tener que esperar ella mientras tú sacas tu coche, así siempre esperas tú. Que nunca, jamás, te saluda, y que, bueno.... deja que sus hijos ensayen con sus instrumentos musicales a las nueve y media de la noche.

¿Qué hacer con este tipo de personas incívicas?. Pasas un día, pasas dos, pero cuando los golpes que dan despiertan a tu hija y activan su vigilabebés.... No os podéis hacer una idea.

¿Qué haríais vosotros?.