29/2/16

Pañales Tela VS Desechables

La verdad es que mucha gente se plantea esta duda cuando tienen un churumbel. Yo fui extremadamente cómoda y me fui de cabeza a los desechables. La gran mayoría de nosotros son los que utilizamos, así que ya sabemos cómo funcionan y las ventajas de su uso, que priorizamos frente al precio (porque probablemente no nos paramos a hacer cuentas).



Pañales desechables
Pañal tela

Particularmente, yo, sí me decidí con respecto a los bañadores, a usar los bañadores/pañal, reutilizables, que son prácticamente como los bañadores de los niños más mayores. Por 12€ (precio medio) tienes un bañador y no tienes que andar comprando paquetes de bañadores desechables y tirándolos a la basura después de cada uso (que no suele llegar a la hora). 

¿Por qué sí me animé a ellos?.

Llevo a la patatita a natación desde los 6 meses. Es muy raro que nuestros peques aprovechen la oportunidad para hacer "aguas mayores" en justamente esa media hora. Pero, realmente, los pañales para la pisci, sean desechables o no, están para "recoger" esos posibles y raros accidentes, porque el pis, ni de broma te lo va a parar ningún pañal dentro del agua. Así que, ¿para qué comprar paquetes y paquetes de pañales de agua, pudiendo hacerme con un único bañador?.

En este link podéis ver un ejemplo de pañales-bañadores.

Actualmente con la patatita usamos este modelo tan mono:




Susana Blanco tiene una empresa que muchos de vosotros conocéis, Tataví.  De hecho, este bañador (igual que los anteriores que ya utilizamos) son de aquí. 

Si sois de Ourense, a través de su página de Facebook (Tataví bebés) podéis poneros en contacto con ella para que os enseñe sus productos y os resuelva posibles dudas. Si sois de otras ciudades, os las resolverá igualmente, aunque ya no en persona, claro está.

Ahí podréis encontrar también pañales de tela, fulares de porteo, muselinas...

Susana se ha animado a participar en este post para explicarnos los beneficios de los pañales de tela.

Aquí os dejo su explicación. 

Si a alguno de vosotros se os presentan dudas sobre los pañales de tela, poneos en contacto con ella.

Cuando uno piensa en pañales de tela, se imagina los que usaron con nuestros padres (si tienes más de 35 años también contigo) y en las abuelas lavándolos a mano. Pero esto no es así. Aunque se siguen usando las gasas, los pañales de tela son más parecidos a un pañal desechable y se lavan en la lavadora.

Segundo pensamiento, ¿lavar caca?. Si eres primerizo y te haces esta pregunta es que aún no te ha tocado, pero, aunque no uses pañales de tela, te tocará lavar cacas, porque hay escapes, y se mancha body, calcetines, pantalón... En el caso de los pañales con ponerlos bajo el agua del grifo y darles con un cepillo o con el chorro con presión, quedarán listos para meterlos en la lavadora. Además hay unos forros desechables, que se ponen entre el pañal y el culito del bebé y ahí quedan las deposiciones que se tiran, y el pañal queda bastante limpio.

Hay muchas razones que llevan a usar pañales de tela.

1. Por economía: en los primeros 36 meses de vida de un bebé se realizan unos 5000 cambios de pañal, con un coste entre 1.400 y 2.000 euros. Con pañales de tela el coste será de unos 500 euros, incluyendo los gastos de luz, agua y detergente.

2. Por ecología: con pañales desechables cada bebé creará 1 Tonelada de basura.

3. Por salud: los pañales desechables utilizan materiales sintéticos y plásticos, que causan un recalentamiento de la piel, provocando irritaciones, dermatitis y alergias, y puede ser la causa del aumento de la infertilidad masculina, en los últimos 25 años, por un aumento de la temperatura escrotal.

4. Por estética: En verano, si tienes niño, camiseta y pañal, y si tienes niña, mucho más bonito que se vea un pañal de tela que uno desechable, bajo el vestido.

Entrando en materia, os hablaré de los diferentes pañales.

Primero hay que distinguir entre pañales por talla o unitalla. Los unitalla llevan snaps o broches, de modo que van haciéndose más grandes según crece el bebé. 

El cierre puede ser por velcro o por snaps.


Materiales:

Pueden ser naturales, como lana, algodón, cáñamo o seda, artificiales (obtenidas por un tratamiento físico a la pulpa de la planta) como tencel, bambú o soja, o sintéticos como polar, microfibra, zorb,suedecloth o pul.

Y vamos a por los tipos de pañales:

+ Todo en uno: es el pañal más parecido a un desechable, porque va todo unido. Por esta razón tarda más en secar


+ Todo en dos: la parte absorbente se puede sacar de la impermeable (cobertor) y así se facilita el secado.




+ Rellenable: el pañal lleva un bolsillo donde se meten los absorbentes.



+ Sistema de dos piezas: es un pañal absorbente y un cobertor impermeable.
El pañal absorbente puede ser un ajustado (pañal interior absorbente, con un sistema de cierre y elásticos en las piernas), un anudado (pañal con cintas para atar), gasas (lo que todos conocemos como pañal de tela) o predoblados (pañales cuadrados con costuras, por las cuales se doblan).


Si os animáis a usar pañales de tela, podéis ver que hay variedad para escoger. Yo sí os animo a los bañadores por mi experiencia con la patatita.

¿Vosotros habéis probado algún bañador/pañal o pañal reutilizable?

23/2/16

Diferencias en las amistades y otras cosillas cuando tienes hijos

Pues esto es como cuando una amiga se echa novio y se olvida de que estás ahí durante una buena temporada, que puede estar comprendida entre un mes, medio año, un año, dos, cuatro o toda la vida.

Cuando yo no tenía a la patatita, me apuntaba a un bombardeo. Lo mismo me daba ir a Salamanca que a un pueblo perdido de la mano de dios. Pero con la patatita las prioridades han cambiado y mucho.



Imagen cogida de http://enfamilia.aeped.es


Planes de día solamente, porque la patatita a las 21:30 está en los brazos de Morfeo. Es algo que los que no tienen niños no entienden, tanto horario ni tanto priorizarlos. Pues sí, luego hay papás para todo, pero a mí lo de los horarios, me mola.

Y así, poco a poco, han dejado de contar con nosotros para muchos planes. Te queda un poquito de resquemor, porque te puede el querer ir a todas partes o al menos que te inviten, leñe, y poder declinar con cara de pena, pero no quieres alterar las rutinas de un niño tan pequeño, y piensas que ya cuando tenga dos añitos y medio o tres, harás lo que quieras. Espero que sea así y no me esté autoengañando de nuevo.

Otras de las cosas que te pasan cuando tienes hijos, bueno, y ya de embarazada, es que tu memoria pasa a ser ínfima, pequeñita como la cabeza de un alfiler. La mitad de las veces, a media conversación, ya no sé de que estaba hablando, y lo peor es que si estoy hablando con otras mamás, ninguna va a saber retomar el hilo porque ¡¡¡no nos acordamos ninguna!!!!. Procuro calendarizarlo todo, absolutamente TODO, para que nada se me olvide. Aunque, hay cosas que no he apuntado, como los cumples de mi familia directa, porque daba por supuesto que me acordaría. No, mal, no me he acordado en algún caso, léase el de mi madre o el de mi comadre. En el de mi madre no tuve tanto problema porque estaba recién parida y como tenemos un grupo de wathsapp, pues me enteré a media mañana y pude disimular. Pero es que la semana pasada me olvidé del cumple de mi mejor amiga y comadre y me acordé al día siguiente porque... ¡¡¡comenzaba a facturar de nuevo el mes en Movistar!!!!. 

Y ahí, mi comadre, chica lista, me dio un buen tirón de orejas, sutil, pero bien merecido, y me recordó la de veces que me sentí un poquito ofendida porque ella como mamá, no me priorizaba tanto.... O no me cantaba por teléfono el cumpleaños feliz como me tenía acostumbrada y así me pasaba medio día de morros. 

Pues sí, las prioridades cambian, y no es que quieras menos a tu gente, o no quieras estar con ellos. Claro que quiero, qué más me gustaría que estar todo el día con mis amigos y mi familia, pero bueno, hay que ser sensatos. Las rutinas con los niños pequeños son geniales, y cuando te metes en su círculo vicioso, te cuesta romperlas aunque sea esporádicamente.

Total, que a día de hoy, sólo puedo decir....



Post dedicado a mi comadre, por enseñarme tanto. Y sobre todo, ¡¡¡¡Y QUE CUMPLAS MUCHOS MÁS!!!!

22/2/16

¿Donde comprar pañales?

Vaya preguntita, ¿eh?.

Pues sí, donde comprarlos. Yo no entro en marcas. Cada uno tiene sus preferencias o lo que le va bien a cada niño. Hasta aquí, sólo faltaría, que vaya yo a decir lo que necesita cada pitufillo.

Yo os quería hablar del donde comprarlos.  Y la respuesta es en Internet, pero tiene su puntilla.

Me voy a explicar mejor. Esto consiste en, cuando sale una oferta, comprar a lo loco. En esto se resume, jajaja. Pero... ¿Dónde están las mejores ofertas? Ahí es donde quería llegar.




Os quiero hablar de, por ejemplo, Bebitus. No sé si conocéis esta página de internet. Suele tener auténticas gangas si lo que necesitáis es Dodot Sensitive. Varias veces al año saca ofertas de la segunda unidad al 70% de descuento. A esto, sumadle que si compras pañales, ya de por sí, siempre te van a descontar 5€ si la compra supera los 49€. Y, lo mismo los gastos de envío, gratis a partir de 65€.



Con los Dodot Activity también tiene buenas ofertas, pero menos veces, puedes llegar a conseguir comprarlos a 0,19€ la unidad.

Otra marca que yo utilizo mucho es Chelino. No sé si la conocéis, si pincháis en el nombre os lleva a su web por si queréis cotillear. Mi prima me habló de ellos y el día que los probé, me encantaron además de que tienen unos diseños monísimos, me he hecho muy fan. Pues lo mismo, no he encontrado en ningún sitio el precio que te ofrecen en esta web. Entre pitos y flautas te queda cada pañal a 0,13€/unidad (hablando ahora mismo de talla 4) si haces una buena compra.

Insisto, esto compensa y mucho si hacéis un buen pedido, y con el beneficio de que os lo llevan hasta casa y os ahorráis el cargar con todo esto por la calle adelante.

Por otro lado, Carrefour saca también ofertas, aunque no he visto hasta ahora precios como estos.

Las Perfumerías Arenal, también tienen buenas ofertas en Dodot Activity.

Otra marca que he probado, ha sido la Marca Blanca de Día. De hecho, las toallitas húmedas que uso, son de allí, me gustan mucho y están libres de Phenoxyethanol. 




Pues bien, los pañales de marca Día (BabySmile), van bien si el niño es bastante estático. Es decir, si no camina, o si no se mueve mucho. Sino, empiezan los inconvenientes. Con las ofertas que tienen en el Día he llegado a comprar sus pañales a 9 céntimos/unidad. Un chollazo.

Pero, me reitero al decir que he mirado y remirado y, como en Bebitus.com no he encontrado nunca tan buenas ofertas. Os animo a que le echéis un vistazo, por vuestro bolsillo.

Y, por último, deciros, que este Post no está patrocinado. Ya me gustaría a mi, jajajajaj. Pero, me parece importante que, si alguna mami o algún papi desconoce esta web, sepa que aquí puede ahorrar bastante dinero en lo que a pañales se refiere. 


10/2/16

Sillas de paseo... El post repetitivo de muchas bloggers

¿Cuándo empecé yo a leer post de sillas de paseo?. Pues después de comprar la silla de la patatita.
Había mirado sillas y, a través de la web de Mi bebe y Yo, conocí la silla Babyzen Recaro. El Santo tenía obsesión por Recaro y cuando se la enseñé, ambos pensamos, "esto tiene que ser la repera".

Cuando quisimos ir a una tienda a probarla, nos encontramos que había un problema con el proveedor de Recaro en España y las sillas Recaro estaban contadísimas y en Ourense, ninguna.

Nos tiramos a la piscina y compramos una de las últimas de toda España a través de una web, sin probarla ni nada (nunca hagáis esto).




¿Qué nos gustaba de esta silla?. Pues trae, chasis+silla de paseo, silla de coche y capazo. El capazo era enorme y se hacía hamaca. Tres ruedas. Me gustaba mucho que fuese de tres ruedas, porque era distinto, y estéticamente me encantan. Es un carro todoterreno, en parte por esta misma cualidad de sus tres ruedas, y además por su suspensión, te puedes meter por cualquier sitio con él, lo he probado en la playa, en fincas embarradas, y un poco a monte también lo he metido. Y las ruedas son antipinchazos. Tiene un buen plegado y el chasis no pesa mucho. Me he evitado una segunda silla, ultraligera, ya que muchas de ellas pesan más o menos lo mismo que la mía. Y tiene luz, jajajaj, sí, luz, intermitente y fija, para cuando cruzas y ha oscurecido, para hacerte ver, me parece una idea estupenda.


¿Qué no he tenido en cuenta?. Como el capazo que trae vale "supuestamente" hasta las 15 meses o 12 kg (supuestamente, porque yo creo que no cogen ni de broma), la silla de paseo es mirando al mundo, así que no tienes las dos opciones en silla de paseo, y en la posición reclinada tampoco queda totalmente horizontal. Esto último me agobió mucho, pero mucho, hasta que me di cuenta de que si un niño tiene sueño duerme donde sea. Ahí dejé de preocuparme de este aspecto. Y de que vaya mirando hacia el mundo... pues tampoco ha sido para tanto. Al principio un día vomitó y me enteré al llegar a casa, en la calle nadie me dijo nada, cosa que me enfadó un poco, porque para decirte que tapes al niño o que le da el sol en la cara, te para todo el mundo. 

El precio... es otra historia. A día de hoy he descubierto que no hay la silla perfecta, la que lo tenga todo, superplegado,  que pueda ir mirando hacía tí y al mundo, poco peso, reclinado total, todoterreno, bonita y barata. 

Mi amiga J, escogió en su día una Jané. Hoy está planteándose el cambiar a una ultraligera porque su silla ocupa un montón y le quita todo el espacio en el maletero. Y así me encuentro a mucha gente, creo, que en el fondo, mi elección no fue tan mala. ¿Lo volvería a comprar?. Pues no lo sé. No lo podría asegurar. Posiblemente, no. 



2/2/16

La importancia de valorar a las personas

Cuando eres peque piensas que todo el mundo es bueno.

Según vas creciendo te das cuenta de que eso no es cierto. De hecho, que hay gente con muy mala leche por el mundo.

Según te vas haciendo más mayor, empiezas a enfadarte con esas personas con mala baba y a acabar el día echando pestes.

Luego, puedes pasar al siguiente nivel, en este estaba yo, que es empezar a poner hojas de reclamaciones y similares. En muchos lugares, así es la única forma de hacerte escuchar. ¡Qué triste!. Pero es así.



Y, llega un día, en el que te echas una amiga nueva, que te abre los ojos a otro tipo de realidad. ¿Cómo?. ¿Es eso posible?.
Sí, señores, sí lo es.

Cuando tuvo a su pequeña, mi amiga J estaba tan agradecida a la matrona que la atendió, que sólo pensaba en ir a Atención al Paciente a escribir una carta de agradecimiento... ¡Ay la leche!, ¡Carta de agradecimiento!. ¿Por qué no se me había ocurrido a mi nunca?. Estaba tan enfadada con el mundo que sólo veía a la gente mala. Pero ¿sabéis,? hay gente muy, pero que muy buena.

Así descubrí por ejemplo a mi cartero, un hombre SUPER AMABLE, así, en mayúsculas. No sólo me saluda por mi nombre sino allá donde me vea me avisará de si tengo correo ese día o, echará a correr detrás de mí para darme un paquete y ahorrarme un viaje a Correos para ir a recogerlo... ¿Quién hace eso?. Pues gente buena, señores. ¡Sí existen!.

Y siguiendo el ejemplo de mi amiga J, allá me fui a Correos un día para escribir una nota de agradecimiento a mi Super Cartero. Y como no tenían hojas de sugerencias ni nada similar, pues pedí hablar con su jefe.

El Santo, mi marido, me dijo que estaba tarada. Sí, con estas mismas palabras. A ver, Santo, le dije yo, ¿a tí no te gustaría que le dijesen a tu jefe lo bueno que eres y lo bien que lo haces?. Yo estoy agradecida de que haya gente buena y megaeficiente, y mi amiga J me ha enseñado que no sólo hay que llenarse la boca quejándose de los malos, también debemos alabar a los buenos. Y, en ello estoy. Cambiando mi chip y abriendo mis ojos al lado bonito de la gente. Agradeciéndoles a esas personas que sean buenas, y, recuperando mi paz interior.