23/2/16

Diferencias en las amistades y otras cosillas cuando tienes hijos

Pues esto es como cuando una amiga se echa novio y se olvida de que estás ahí durante una buena temporada, que puede estar comprendida entre un mes, medio año, un año, dos, cuatro o toda la vida.

Cuando yo no tenía a la patatita, me apuntaba a un bombardeo. Lo mismo me daba ir a Salamanca que a un pueblo perdido de la mano de dios. Pero con la patatita las prioridades han cambiado y mucho.



Imagen cogida de http://enfamilia.aeped.es


Planes de día solamente, porque la patatita a las 21:30 está en los brazos de Morfeo. Es algo que los que no tienen niños no entienden, tanto horario ni tanto priorizarlos. Pues sí, luego hay papás para todo, pero a mí lo de los horarios, me mola.

Y así, poco a poco, han dejado de contar con nosotros para muchos planes. Te queda un poquito de resquemor, porque te puede el querer ir a todas partes o al menos que te inviten, leñe, y poder declinar con cara de pena, pero no quieres alterar las rutinas de un niño tan pequeño, y piensas que ya cuando tenga dos añitos y medio o tres, harás lo que quieras. Espero que sea así y no me esté autoengañando de nuevo.

Otras de las cosas que te pasan cuando tienes hijos, bueno, y ya de embarazada, es que tu memoria pasa a ser ínfima, pequeñita como la cabeza de un alfiler. La mitad de las veces, a media conversación, ya no sé de que estaba hablando, y lo peor es que si estoy hablando con otras mamás, ninguna va a saber retomar el hilo porque ¡¡¡no nos acordamos ninguna!!!!. Procuro calendarizarlo todo, absolutamente TODO, para que nada se me olvide. Aunque, hay cosas que no he apuntado, como los cumples de mi familia directa, porque daba por supuesto que me acordaría. No, mal, no me he acordado en algún caso, léase el de mi madre o el de mi comadre. En el de mi madre no tuve tanto problema porque estaba recién parida y como tenemos un grupo de wathsapp, pues me enteré a media mañana y pude disimular. Pero es que la semana pasada me olvidé del cumple de mi mejor amiga y comadre y me acordé al día siguiente porque... ¡¡¡comenzaba a facturar de nuevo el mes en Movistar!!!!. 

Y ahí, mi comadre, chica lista, me dio un buen tirón de orejas, sutil, pero bien merecido, y me recordó la de veces que me sentí un poquito ofendida porque ella como mamá, no me priorizaba tanto.... O no me cantaba por teléfono el cumpleaños feliz como me tenía acostumbrada y así me pasaba medio día de morros. 

Pues sí, las prioridades cambian, y no es que quieras menos a tu gente, o no quieras estar con ellos. Claro que quiero, qué más me gustaría que estar todo el día con mis amigos y mi familia, pero bueno, hay que ser sensatos. Las rutinas con los niños pequeños son geniales, y cuando te metes en su círculo vicioso, te cuesta romperlas aunque sea esporádicamente.

Total, que a día de hoy, sólo puedo decir....



Post dedicado a mi comadre, por enseñarme tanto. Y sobre todo, ¡¡¡¡Y QUE CUMPLAS MUCHOS MÁS!!!!

4 comentarios:

  1. Con tres años decides tener un poco de juerga "de mayores", descubres que los pubs han cambiado de nombre... Y vuelves a quedarte embarazada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ni lo había pensado!. Más churumbeles y los tres años acaban siendo 6... ufufufufuf

      Eliminar
  2. Un post dedicado a mi.... Q honor.... Me sonrojo.... Muchiiiisimas gracias x la felicitación, da igual tarde, lo importante es estar ahi siempre, cmo lo estas tu y mi bombon.... Os quiero mucho....
    P. D. La suerte de q sea como Doris es q ya ni m acuerdo de q no t acordaste.... Jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotras también te queremos mucho, mucho, muchísimo!!!

      Eliminar