4/5/16

Los papás también cuentan

Un amigo me ha pedido que haga un post dedicado a los papás. Así que, allá va.

Cuando nos quedamos embarazadas, queremos involucrar a nuestras parejas para que, aunque de otra manera, puedan vivir el bebé que se está gestando.

Una vez que nace, la cosa cambia. Ellos ya pueden disfrutar igual que nosotras de esas cositas tan pequeñas y preciosas y perfectas y.... podría seguir poniendo mil adjetivos más.





Pero... Si trabajamos, las que intentamos cogernos una reducción de jornada somos nosotras. O las que dejamos de trabajar para quedarnos con los peques.

Si damos el pecho, que el bebé despierte para comer sólo implica a la mamá, así que al final, aunque no queramos, somos más protagonistas.

Por eso, muchas veces, nos olvidamos de los papás. No siempre pero a veces tomamos decisiones sin consultar porque en nuestro día a día estamos solas con los peques.




Pero ellos están ahí, siempre. Los bañan, los duermen, los pasean. Hasta acaban siendo fan de los Cantajuegos porque ven que al churumbel le gustan. Quien dice Cantajuegos, dice Peppa Pig, Patrulla Canina, Bob Esponja... Te dan un masaje en la espalda cuando te duele de correr detrás de los peques. Buscan la manera de escaparse del trabajo media hora antes para que puedas irte a comer con tus amigas aunque eso implique tener que salir más tarde del trabajo a última hora del día...




¿Que se implican menos?. Creo que no. Creo que confían tan plenamente en nosotras que no tienen un ápice de duda de que si necesitamos algo, ahí estarán a la más mínima petición.

Y por supuesto, viven con nosotras esta bendita locura. La locura de las familias que creamos con todo el amor y la ilusión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario