17/11/16

El gran peligro de ponerse gafas

De pronto llega el día que te dicen: "Necesitas gafas" y es que tú asumías que poner cara de chino para ver era de lo más normal, pero bueno, mal por mal ahora es una moda Top y en auge, así que tampoco te deprimes demasiado, sólo queda buscar unas gafas supermodernas y que te queden genial.





Ahí comienza nuestro error. Ojo, que sí, que buscar unas gafas monas y que hagan que estemos divinas es importantísimo pero el primer paso es buscar una óptica adecuada. A veces, las que tienen promociones muy exageradas tienen "gato encerrado". 

Tenemos que asegurarnos de que a la óptica a la que vayamos tenga Optometrista que es el que realmente nos debe diagnosticar qué diotrías deben ponernos.




En muchas ópticas con grandes promociones hay mucho dependendiente que se encarga de este tema, algunos incluso sin título para ello, y aquí comienzan los problemas.

¿Cuáles?, os preguntaréis. Laura, se ha prestado a escribir lo que le  pasó a ella:

"Tenía 12 años la primera vez que me puse unas gafas. Dos años después empecé a usar únicamente las lentillas y así fue hasta que comenzó mi vida laboral en la que volví a recurrir a las gafas. 

Decidí acudir a una de esas ópticas con ofertas, ya que la idea inicial era tener unas gafas para darle algo de descanso a la vista. Después de elegir modelo, que me mirasen la graduación y de pagar lo poco que me costaron, empecé a usarlas. Lo que iba a ser darle algo de descanso a la vista se convirtió en un uso constante. Y así llevo un par de años. 




En estos años he tenido problemas musculares varios, algunos de los cuales me han dejado bastante impedida para realizar, ya no solo mi trabajo, si no una vida diaria normal. 

Desde hace unos meses estoy a tratamiento continuo con un osteópata, no por una patología concreta si no por un mantenimiento para encontrarme mejor. 
En una de las últimas sesiones me hizo una prueba para valorar la convergencia ocular, tan sencilla como acercar un objeto y ver a que distancia de la nariz lo ves borroso y a que distancia lo ves doble. Cual fue mi sorpresa cuando esa distancia era mayor con gafas que sin ellas. Sin embargo, fue algo que simplemente comentamos como que podía haber algo que revisar. 

Cuando llegué a la última sesión, tenía totalmente bloqueado el cuello y no podía levantar uno de mis brazos. El osteópata me volvió a realizar dicha prueba y me recomendó que fuese a un optometrista a realizarme una revisión porque era posible que tuviese mal adaptadas las gafas a mis ojos. 

Fue en ese momento cuando recordé que la primera vez que me puse las gafas no veía bien, tenía visión borrosa y me costaba enfocar en ciertos momentos, cosa que comenté en la óptica y que respondieron que era totalmente normal, que necesitaba adaptarme a las gafas. 

Y así fue como acudí a la única óptica en toda mi ciudad que tiene optometrista. Me revisó la vista como nunca lo habían hecho, valoró la graduación que necesitaría y buscó el centro óptico de mis gafas. 

La sorpresa llegó al descubrir que las gafas que estaba usando tenían 0,5 diotrías más de las necesarias y que el centro óptico de las gafas estaba desplazado en ambos ojos, en uno de los cristales hacia abajo y en el otro hacia el exterior, pudiendo esto ocasionar modificaciones de mi postura para adaptarme a estas gafas y poder ver bien. 

En ese momento ni lo pensé, lo más importante es mi salud y decidí por tanto cambiar mis gafas para poder tener unos cristales totalmente adaptados a mí. 




Recomiendo que cualquier persona que necesite utilizar unas gafas se haga un buen estudio antes de comprarlas para que los cristales sean totalmente adaptados a ella, porque como siempre dicen en cualquier carrera de la salud, es necesario un tratamiento individualizado a cada persona y porque al final lo barato acaba saliendo caro." 

Como me explicó Laura, las ópticas esconden muchos peligros, y algo tan simple como unas gafas puede acabar con nuestra postura. Cuidado con vuestra salud, que sin ella, lo perdemos todo.

Si alguien está en proceso de compra de unas gafas, buscad una óptica con optometrista. No ahorréis en salud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario