19/3/17

Feliz día del Padre

Es el día del Padre. Y yo hoy me acuerdo exageradamente del mío. Me doy cuenta de que me sobrepasan los sentimientos.

Mi padre lleva ejerciendo el título ya 41 añitos, que se dice pronto.

Y la verdad, sólo puedo decir que... ¡es el mejor padre del mundo!.




Nos ha reñido, pegado y castigado mil y una veces, e incluso alguna más. Se ha acordado de todos los santos y las vírgenes cuando la hemos liado parda o no hacíamos lo que debíamos.

Pero fue, es y será el más incondicional de nuestras vidas.




Si necesitas aire, el dejará de respirar por ti. Si necesitas agua él la buscará hasta en el desierto si hace falta.

Mi fiel padre, mi compañero de rutinas, mi papá.

Y qué decir del abuelo. El mejor amigo de mi hija. Su abu. El que no se pierde ninguna visita al parque. El que consuela a la pequeña cuando se cae o llora. El que se la lleva al fin del mundo y más allá.




Y me doy cuenta de que pasan los días, los meses y los años y nunca le digo lo que le quiero. Ni le doy besos ni abrazos salvo en ocasiones muy especiales.

Y llega el día del Padre y tampoco tengo un regalo para él, porque seamos francos, tampoco creo mucho en la parte comercial de este día, pero también es cierto que a nadie le amarga un regalo.

Y echo la vista atrás y veo que tampoco por estas fechas le doy un abrazo o un beso ni le digo cuánto lo quiero. Ni le cuento que sólo de pensar que un día me faltase me entra tal angustia que no puedo ni respirar.

Así que este año he pensado que le voy a hacer un regalo a mi padre. Este regalo: 

Papá te quiero y estas palabras son para ti, sólo para ti, para el mejor papá del mundo.

¡Gracias por ser mi padre!.





〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰


Gracias por leer mi blog, este post y por comentar si te apetece. Si lo compartes harás que este post pueda ser leído por personas a las cuales les sirva de ayuda. Y que el tiempo que yo dedico a escribir merezca un poquito más la pena, si cabe.








No hay comentarios:

Publicar un comentario